29/8/10

el garbí

Subiendo a lo mas alto, mirando a la lejania, se llega a ver el mar en dias claros.
La paz que se respira allí arriba, la sensación de calma, de ser el amo del mundo, ver como las formaciones rocosas te rodean, y tu estas en la cumbre. Cuando cae la noche, la luces se van enciendiendo y la luz va llenando de color todo aquello que rodea, y cuando pones la camara en una exposición larga, ves como lo que apenas reconocias con la vista se llena de color.

Publicar un comentario